lunes, 8 de febrero de 2016



Marruecos 2015

Pues hacía tiempo que a Rut y a mi, nos apetecía volver a bajar a Marruecos y lo queriamos hacer en nuestra moto, bueno la otra, una BMW vieja vieja, igual de vieja que de dura, y que ya tiene más de 100.000km y unos cuantos viajes, y bueno, dijimos y si la llevamos de viaje para el sur, y así fué como la cargamos hasta las trancas de equipaje, le hice una pequeña revisión y estuvimos 15 dias por territorio marroquí.

El viaje fué genial, hasta el dia 12, luego las cosas se giraron y como se que lo que vende son las anécdotas y las fotos y videos, pues os paso a contar para el que lo quiera leer.

El dia 12 de nuestro viaje, empezó siendo como el dia 11 o el 10, felicidad felicidad y más felicidad, hasta que en un pueblo un crio ya entradito en años se dispuso piedra en mano a lapidarnos un poco a nuestro paso por su punto de mira, con tan mala suerte que yo vi lo que se disponía a hacer.
Seguro que durante el viaje más de uno nos tiró piedras pero a este, casualidades de lo que sea lo vi. La piedra nos alcanzó y fue certera con mi orgullo con mi mala leche con mi yo desconocido.
Que ocurrió?? ocurrió la gran equivocación, la gran cagada, la cura de humildad.
Hice un 180 grados y me fuí con la moto, mi mujer, el equipaje y mi mala ostia directo a por el crio con ganas de pegarle un pescozón.
Como acabó?? por los suelos, era de esperar, el crio desaparecido, (dicen que en el momento del 180 grados, ya estaba tres pueblos más al oeste), mi mujer por los suelos, yo atrapado debajo de la moto, una maleta rota...... ESTUPIDO.

Acabamos el dia en el hospital de Chefchauen, totalmente merecido. Me dolía el pie, rodilla, cadera pero era a mi cabeza a quien deseaba chafar, matar, apedrear. Como había podido ser tan idiota.

El final de la historia fué:

5 gruas
4 taxis
1 ferry
1 noche de hotel en Algeciras
1 coche de alquiler para volver.

Menos mal del RACC.

Ahora unas fotos bonitas que no demuestran la valía de un gran pais ni la intensidad de un gran viaje













De esta manera acabó el viaje, fué toda una lección de vida, os lo puedo asegurar. Aún hoy si me pongo a recordar como fue todo, siento una profunda vergüenza y más aún si pienso que se podría haber hecho daño Rut. Ese dia el carma no estaba conmigo jajajajajajaja.

Un saludazo a tod@s y hasta la próxima entrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada